En el día de hoy, la Luna cambia su curso al signo de Cáncer y quería contar un poquito que representa ésto y como podemos aprovecharlo.

Cáncer es un signo que pertenece al elemento agua, al ritmo cardinal, su regente es la Luna, la imágen que lo ilustra es la del cangrejo y la parte del cuerpo que rige son los senos.

Por ende, se entiende que Cáncer es un signo sensible, emocional, tierno pero que le cuesta abrirse a primera instancia. Es un signo altamente hogareño y está asociado al concepto de la madre y de la familia. De hecho, se considera que es la gran madre del zodiaco! Asimismo, está asociado al pasado, ya que al cangrejo, con sus pinzas, le cuesta muchísimo soltar lo que una vez ha agarrado.

Cuando la Luna transita por éste signo, es un momento excelente para cuidarnos, nutrirnos y “tomar el rol” de madre para nosotr@s mismos, haciendo alusión a la parte del cuerpo que éste signo rige, en donde el objetivo del mismo es la lactancia, protección y nutrición.

Es un momento excelente para conectar con las emociones, así que para quienes tienen lunas de fuego, aire o tierra, que son a quienes más les puede costar conectarse con la emoción, los días en donde la Luna habita en Cáncer, es perfecto para ahondar en ese sentimiento , sin mayor raciocinio que se entrometa en el medio. Sincerarse respecto a una emoción y transitarla en vez de evadirla.

Asimismo, son días que pueden aprovecharse para conectar con la familia e inclusive contactar con ese familiar que hace mucho que no hablamos, asi como cuando la Luna está en Acuario y nos facilita reconectar con una amistad, cuando está en Cáncer, se refiere, como enunciado, a vinculos familiares.

Puede que nuestras emociones se manifiesten a flor de piel y se “piquen” más de lo esperado. Emociones oscilantes y fluctuantes son posibles, ya que la Luna en Cáncer nos pone “lunátic@s”.

Categories:

Tags:

No responses yet

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close Bitnami banner
Bitnami