Los eclipses son eventos astrológicos que tienen una influencia de suma y profunda importancia. Los mismos, siempre suceden de la mano de las fases lunares de Luna Nueva & Luna Llena. Básicamente, los eclipses se encargan de enfatizar y estimular los efectos de dichas fases. Por ende, el eclipse termina funcionando como una enzima, que “cataliza” procesos.

Para empezar, es clave que repasemos entonces lo que la Luna Nueva y Luna Llena representan respectivamente. Lo primerísimo a tener en cuenta es que son dos partes de un mismo proceso, por lo que se encuentran interconectados y no son procesos aislados e individuales. La Luna Nueva se traduce como inicios y la Luna Llena como finales. Entonces, la Luna Nueva es quien marca el inicio del proceso y la Luna Llena el final. La Luna Nueva representa un momento de apertura energética, para dar comienzo a aquello que tiene que ver con el signo en el cual se da la misma, mientras que la Luna Llena representa la culminación, el final y los resultados de todo aquello que se inicio con Luna Nueva. Entre ambos hay un periodo de seis meses.

Los eclipses, pueden o no acompañar estas lunaciones. Cuando lo hacen, agregan, como dicho énfasis. Es como la “sal” de dicho evento. Asimismo, los eclipses suelen marcar cambios estructurales.

Cuando tenemos Luna Nueva, la misma se da en conjunción ambos sol, así que allí entendemos que hablamos de un “eclipse solar”. Dado a que el sol es el centro del sistema solar, los eclipses solares suelen tenernos un efecto directamente hacia un individuo, es decir, se forman personal. Por así decirlo, los eclipses de sol son centrados en la persona misma, en su ego, consciencia y presencia. Ahora bien, los eclipses lunares, que se dan siempre en Luna Llena, en donde la misma se opone al Sol, marca una energía más bien relacional. Es curioso ya que los efectos de los eclipses de Luna Llena suelen tener cambios de forma muy intensa y destínales en las relaciones: O acercan o separan a las personas. Pero lo que es cierto es que no hay punto medio. Es súper importante también tener en cuenta que los eclipses marcan eventos destínales, es decir, por destino. Dentro de poquito tendremos el eclipse (30 nov) en Géminis, así que estén atent@s porque se viene posteo, vivo y video ❤️

Categories:

Tags:

No responses yet

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close Bitnami banner
Bitnami