El amor, es un tema que nos influencia, modifica y llega a tod@s en un momento u otro. Su importancia es profunda y de hecho es uno de las experiencias que siempre esperamos que cuando llegue, lo haga en profundidad y nos brinda plenitud.

Como se sabe, la Astrología tiene múltiples respuestas hacia diferentes áreas de vida. Puede guiarnos tanto en lo que respecta al amor, como al trabajo, ambito financiero, etc.

Sucede que la Carta Natal, que es este informe completo acerca de la personalidad, energía y hechos empíricos que transcurren a lo largo de la vida de una persona, brinda por consecuencia información precisa e intransferible respecto a una persona en particular. Es por esto mismo que es algo asi como una “huella digital energética”. Por ende, es a través del estudio y análisis de la misma que logramos resolver las incógnitas a múltiples tematicas que abarquen la vida de un individuo. En esta guía astrológica para el amor, vamos a centrarnos justamente en ésta temática, que nos concierne e influencia de forma ineludible y profundamente a tod@s.

Recordemos que para realizar un análisis acertado y profundo acerca de un área de vida de una persona debemos tener encuenta diferentes elementos, ya que si solo reposamos en uno de ellos, terminaremos haciendo agua, y brindando información poco acertada, poco precisa. Similar a lo que sucede en el caso de los horóscopos, que solo se basan en el signo solar, considerando que la Carta Natal se compone no solo del Sol, sino de los restantes planetas del sistema solar, la luna como satélite, puntos matemáticos y asteroides, el análisis termina por ser inexacto por su formato, el cual es sin dudas absolutamente general y si se toma de esta forma esta perfecto, pero ese tambien es el motivo principal por el cual la Astrología pierde credibilidad y termina por amalgamar su profunda relevancia.

Dicho ésto, las áreas de la Carta Natal que nos brindan información acerca de la temática amor y como una persona se desenvuelve para con la misma son: La Luna, Venus y Juno. Si hacemos un análisis extenso, es importante considerar las Casas Atrológicas 5 (romances, amores informales) y 7 (Amores formales, pareja formal, ya que es la casa de las asociaciones formales, tales como el matrimonio y sociedades), al igual que los asteroides Eros y Psique, pero esto lo dejaremos para el volúmen nro II de esta Guía Astrológica para el amor. La Luna indica lo que una persona necesita en el campo amoroso, Venus lo que le gusta y desea y Juno lo que considera como pareja ideal. Lo importante aquí es ver y analizar si estos tres elementos están en sintonía o no, ya que, es posible que si el signo en el que se halla la Luna es disonante respecto al signo en donde se encuentra Venus o Juno, se viva una tensión interna respecto a lo que se necesita, desea y busca como pareja ideal. En especial si entre ellos estan en cuadratura, se puede sentir como un versus entre lo que se necesita (Luna), desea (Venus) y busca como pareja ideal (Juno). Como todo es energía y como es adentro es afuera, este es el motivo por el cual, en este caso particular, puede que se atraiagan experiencias alternas, es decir, que por momentos se tenga aquello que se necesita (Luna) pero no lo que se desea (Venus) y/o lo que se busca como pareja ideal (Juno), por ende, pareciera ser que siempre hay una obstrucción al camino de la plenitud en el amor. El objetivo de esta guía es que rompamos con esta limitación y podamos alcanzar la resolución de los posibles conflictos en el campo amoroso. Intentar generar un punto de encuentro entre la Luna(necesidades), Venus (deseos) y Juno (pareja ideal) para que, de esta forma, estando estos tres en sincornía, si se facilite la llegada del amor pleno, ya que el universo es como un gran taxi, al que solo se le debe dar las indicaciones hacia donde ir, pero si le doy direcciones contrastadas y diferentes entre si, es posible que este sea el motivo principal por el cual nunca se llegue a un destino concreto, certero, claro y como ya dicho pleno. Intentaré que todos mis bellos lectores lleguen a ese estado de claridad y plenitud a traves de esta guía! Y recordemos que la voluntad es una pieza clave en este trabajo, sin ella no hay mucho que pueda lograrse.

LA LUNA- Por qué se considera a la Luna un factor importantísimo a la hora de brindar información en la temática amor? La Luna en la Carta Natal representa el inconsciente, la infancia, la madre, las emociones, el seno familiar todo, las emociones y las necesidades. Su importancia es vital ya que tiene su entrada en vigencia desde los 0 hasta los 8 años de edad, en donde lo que se forja es la base de la percepción humana, es decir lo básico que una persona comprende como amor, amistad, ideales, salud, etc. Y principalmente lo que un@ comprende como amor, ya que la Luna, para hacerlo mas sencillo es básicamente lo que a una persona le sucede en la infancia y el vínculo con su madre. Sin embargo, un anexo importantístimo a tener en cuenta es que la Luna no habla sencillamente de lo que objetivamente sucedió en la infancia ya que, si tomamos como referencia y ejemplo una familia X, donde se tienen diferentes hij@s/herman@s, la realidad es que más allá de que la madre y la crianza es una sola, cada un@ de ell@s tendrán la Luna en un signo diferente, lo que nos da la pauta de que cada un@ ha tomado algo diferente de ese mismo seno familiar. Por eso es que la Carta Natal es un informe que entremezcla datos acerca de la personalidad, energía y hechos empíricos. Es decir, por ejemplo, en el caso particular de la Luna, la misma nos brinda información acerca de lo que pasó en la infancia y del vínculo que se tiene con la madre, pero tambien lo que esta persona percibió y tomo de ambos. Es decir, es una entremezcla entre lo objetivamente sucedido y lo subjetivamente sucedido, es una combinación de como realmente fueron los hechos y la lente y/o percepción que tiene la persona. Ya que si miramos la Carta Natal de su hipotético herman@, posiblemente va a tener la Luna en un signo diferente, brindandonos un punto de vista diferente acerca de ésta crianza. Éste es un punto importantísimo, ya que la Luna, como ya dicho, nos indica del vínculo que se tiene con la madre en los primeros años de vida, en donde se forjan la base de la percepción -los cimientos- de una persona en particular. Por ende, en base al amor que la madre ha dado – y lo que esta persona interpretó- se termina de forjar lo que la misma comprende por amor. Es decir, en base al amor de la madre, es lo que un@ en la vida adulta interconecta inconscientemente – ya que la Luna es el inconsciente- con el concepto de amor. En conclusión, en base a la Luna podemos saber lo que una persona entiende por amor. Amor = Amor? Ternura? Abundancia? Amor= Felicidad? Ahora que pasa si se asocia Amor con desamor, o con agresividad? Es por este motivo que la Luna nos brinda informacion valiosisima ya que nos permite ir a la raíz del asunto, entender los patrones inconscientes que tiene en el terreno del amor y comprender en profunidad si son verdaderamente sanos para la persona o no. La Luna, si hilamos fino, es lo que buscamos en la vida adulta porque en realidad es lo que nos recuerda al estado de plenitud del útero materno, en donde teníamos la temperatura correcta, nos daban el alimento y estabamos super cerquita de la madre. Es algo asi como el cordón umbilical emoconal con la madre. Por eso es que indica lo que necesitamos en el plano amoroso, ya que en realidad es lo que necesitamos para volver a ese ilusorio estado de plenitud. La Luna puede resumirse como lo que la persona necesita en el campo amoroso. Se entiende que es lo que necesita ya que es lo que ilusoriamente le rememora al amor de la madre, cuyo vinculo es crucial porque es el primer y más importante que se tiene en esta vida. Es por esto que, cuando se conoce a una persona que tiene mucha energía del mismo signo que se halla en la propia luna natal, se genera un vinculo de necesidad, un vinculo familiar, bastante dificil de cortar. EJ: Si yo tengo Luna en Géminis y conozco a una persona de Sol en Géminis o si la misma posee un stellium en éste signo (predominio de energía Geminiana).

Algo crucial a tener en cuenta en el análisis de la Luna es que no solo debemos enfocarnos en el signo en el cual se encuentra para tener información a detalle, sino tambien en el grado, casa y los aspectos que la misma forme. A continuación dejaré un listado de la Luna en los signos y lo que cada una de ellas devela y revela acerca de lo que se necesita y por ende se busca en la vida adulta respecto al amor. Iré haciendo una distinción acerca de si la misma se encuentra en buen o en mal aspecto, ya que ésto determina la expresión de la energía alta o baja del signo en cuestión. Recordemos que el objetivo de ésta guía no es condicionante ni limitante, sino absolutamente constructivo, de entender que si hay aspectos tensos o afligidos al momento del nacmiento, TODOS ellos pueden trabajarse, sin excepción y que justamente esa es la funcionalidad que encuentra esta guía, no limitarse, sino trabajar sobre si mism@ y superarse, para llegar a la potenciación del ser.

LUNA EN ARIES:

Aspectos armónicos (Si la misma se halla en conjunción con planetas benéficos tales como el Sol, Mercurio, Venus y Júpiter, o si forma trígonos o sextiles, en este caso, con todos los restantes integrantes de la Carta): Se ve a la madre como una guerrera, debido al regente Marte, el dios de la guerra. Mamá canguro, que todo lo puede y todo se lleva a sus hombros. Por ende, ésta persona necesita y buscará un tipo de amor dinámico, una persona enérgica, proactiva, que continuamente se halle en movimiento. Necesitará de la conquista para sentir ese estado de plenitud asi que el misterio, inclusive luego de años de estar con una persona, es crucial, ya que el regente de Aries, Marte, el/la gran guerrer@ buscará siempre la conquista, asi que sentir continuamente que debe conquistar algunas facetas de su pareja permitirá que el vínculo perdure con solidez y excitación en el tiempo.

Aspectos desarmónicos (Si la misma se halla en cuadratura, oposición y/o conjunción con maléficos, tales como Marte, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón): Ésta persona necesitará experimentar un sabor mas bien bélico en sus relaciones amorosas. Ya que Marte, el regente de Aries es el dios de la guerra y especialmente en su energía baja hace que la experiencia y vinculo con la madre sea tenso, irritable y que justamente se halla percibido un escenario de “guerra” con la madre. Por ende, en el concepto de amor se puede estar asociando estas tensiones, y por ende, amor= peleas, discusiones, competir con la pareja y en el peor de los casos, agresividad. Es decir, se repite ese vinculo con la madre en las relaciones amorosas, por supesto que con el objetivo de trabajarlo, pero puede que por default o por inercia la persona no tome nota de esto ya que la Luna justamente habla de lo que hacemos en un plano inconsicente.

Categories:

No responses yet

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close Bitnami banner
Bitnami